¿Por qué la mala fama del coyote?

¿Por qué la mala fama del coyote?

En el reino animal existen muchos animales de los cuales los seres humanos tenemos una imagen muy negativa, pese a que sus acciones obedecen a su instinto de supervivencia, por lo que deben ir adaptándose al contexto en el que se desenvuelven.

De los animales incomprendidos podemos mencionar al coyote, una especie que proviene de América del Norte, específicamente de los desiertos ubicados entre México y Estados Unidos, y que no sufrió ningún tipo de amenaza con la llegada de los europeos al “Nuevo Mundo”, única especie con dicho privilegio.

Los coyotes actualmente dominan América Central y Norteamérica, pero se ha reportado que en Colombia, América del Sur, se les ha avistado en los últimos años, lo que explicaría que estos se expandieron fuera de su región de origen, cruzando el Tapón de Darién, el bosque tropical más inaccesible e inhóspito del planeta, y que representa una barrera natural para las personas que desean cruzar de Panamá al país neogranadino.

La mala fama del coyote, ¿está justificada?

Pese a que el coyote ha logrado conquistar otras tierras, llegando a lugares donde nunca antes había sido visto, el crecimiento de su población no ha sido visto del todo bien, ya que este animal es considerado un agente destructor e invasor.

Sin embargo, los ambientalistas siguen estudiando cómo se ha dado la disminución de algunos ejemplares como La Zorrita del Desierto, que es originario de los desiertos en América del Norte, que probablemente tenga que ver con la expansión de la especie hacia otros espacios de vida.

Con la llegada de los coyotes a otras tierras, se ha comprobado que estos animales son capaces de habitar en cualquier sistema climatológico, desde los desiertos áridos de Chihuahua, California y Arizona, hasta las zonas gélidas de Canadá.

También, han conseguido bordear las costas de los océanos Atlántico y Pacíficos, logrando adentrarse a las selvas húmedas de América Central.

La mala fama del coyote, ¿está justificada?

Animal carroñero

Entre las características de este animal vale destacar que ha adaptado su alimentación a todo lo que consiga al momento, aunque estos son expertos cazadores de mamíferos pequeños como las musarañas y las liebres, pero si consiguen solo fruta pueden comerla sin mayor inconveniente.

Dado el proceso de adaptabilidad de esta especie, de adentrarse a los entornos humanos, se les puede ver hurgando en la basura para alimentarse de los desechos ahí dispuestos.

Quizás los coyotes han obtenido una mala fama precisamente por ser un animal carroñero, ya que debido a la adaptabilidad de su alimentación, estos son capaces de consumir carne vacuna o de caballos que estén en descomposición y que hayan sido abandonados por otros depredadores más grandes después de alimentarse de estos.

Generalmente los coyotes son los que son descubiertos alimentándose de esos animales y es a ellos que se les atribuye la muerte de los mismos, lo que contribuye aún más en su mala fama.

¿Culpa de los dibujos animados?

Los coyotes han sido unos animales cuya mala fama los ha perseguido por años, incluso desde la conquista donde las tribus indígenas no los querían, pero definitivamente el gran golpe a su reputación llegó con la televisión, específicamente con los dibujos animados.

Hablamos particularmente de la serie animada de Warner Brothers, donde un coyote perseguía enérgicamente a un correcaminos con la intención de comérselo, y que llegó a las pantallas a mediados del siglo XX, convirtiéndolo así en un personaje muy triste dentro del imaginario colectivo occidental.

Adminieskta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *